Ahora sí

El presente es el momento en que las certezas organizan nuestra vida. Hoy, ahora, ya, es una excelente oportunidad para hacer una limpieza general y eliminar las certezas que no nos hacen bien y cultivar las que nos ayudan a vivir mejor.

Carmen Lent, en su pionero y original ensayo La Mutación Psíquica, dice: toda crisis “crea un estado de desenraizamiento proveniente de la desterritorialización. Este estado será la manera que el sujeto tiene de sobrevivir al periodo de tránsito entre un territorio psíquico ya imposible y otro aun inviable de ser habitado”.

Continua: “No puedes (continuar a) ser quién eres. No puedes (todavía) ser otra persona. No puedes (salvo muerto o delirante) dejar de ser.” Y anuncia un final feliz: “Privilegiado espacio, ciertamente, de la recreación posible, de la aliviante salida de la repetición ciega.”

Hoy, más que nunca, ese estado, que Lent llama de “tierra de nadie” irrumpe con fuerza, creando una sensación universal de incertidumbre. 

El virus provocó una crisis que compartimos con todos los seres humanos del planeta. Única, porque se vive de diferentes maneras de acuerdo a las decisiones gubernamentales y las condiciones médicas de cada región y particular, porque cada uno de nosotros reacciona frente a esta misma amenaza de acuerdo a quiénes y cómo somos. 

Por ahora no vislumbramos cómo será la persona que seremos después. Tampoco sabemos cómo será el mundo donde seremos después. Pero podemos transformar este momento de nada, de nadie, de in between, de incertidumbre total, para regalarnos una puesta al día de nosotros mismos. 

¿Qué de mi quiero llevar al futuro de mí mismo? ¿Qué de mí me gusta y quiero seguir siendo, y que de mí no me gusta y puedo dejarlo en el pasado de mí mismo? Puedo decidir, ahora, comenzar a construir ese yo de mí mismo que puede elegir llevarse solo y nada más que lo esencial: esos aspectos de mí mismo que elijo continuar siendo, esos aspectos de mí que por ahora son sólo semillitas que elijo cultivar, con paciencia y persistencia, para sembrar ahora y cultivar, también, en el mundo de después.

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES
en_USEN pt_BRPT es_ESES